Letras

LETRA_de_plas_e_follas_versin_new.jpg

 

LETRAS_invitacin_a_la_presentacin_versin_new.jpg

LETRAS_Libro._Book.jpg

Descarga gratuita

Compra de exemplar impreso

http://www.lulu.com/spotlight/Vagando

Gustos, "me gusta", tweets y retweets. El tren de la libertad y otras ruedas.

 

Sucede que nos cansamos de nuestra pobre capacidad para entender realidades ajenas. Me incluyo en el "nuestra" entendiéndome parte de la humanidad y consciente  de mis propias limitaciones en el campo. Esa identificación con el prójimo es precisamente una de las bases de esa humanidad y también una de las metas de muchas creaciones artísticas. Aún así el identificarse con realidades "lejanas" durante apenas unas horas no va más allá de eso, del acercamiento al que asistimos como espectadores pasivos (imprescindible e importantísimo, pero limitado). Decía el otro día Montxo Armendáriz en el radiofónico "El séptimo vicio" y con respecto a este medio (al séptimo, no al radiofónico), que parece que quizás el mero hecho de ver una película en torno a esas realidades ajenas se nos acabe por antojar una suerte de activismo, que viene de acción y que poco tiene ver con la pasividad. Pasa un poco como con las redes sociales, colgamos noticias, comentamos noticias, nos indignamos colectivamente con algunas de esas noticias, le damos a "me gusta" y cuando apagamos el ordenador nos sentimos de algún modo realizados como indignados héroes del micro mundo cibernético. Y no.

 

Si bien es cierto que el uso político, propagandístico y publicitario en general del cine, por centrarnos en un formato, se ha venido empleando desde su mismo nacimiento y ha sido catalizador de masas, origen de realidades ya históricas o fruto de modas pasajeras, la pasividad intrínseca del espectador ante una pantalla difícilmente desemboca en acciones independientes, entiéndase, no impulsadas por el discurso gramático de la película, sino por su historia temática y nuestra interacción personal con ella. Es posible que después de ver el "Blade Runner" de Ridley Scott queramos tomarnos una Coca-Cola (publicidad poco encubierta), pero al salir de ver "The Coca-Cola Kid" de Dušan Makavejev (realidades ficcionadas) no nos planteamos si sería mejor para el mundo dejar de tomarla... y la pedimos en el bar de la esquina, una franquicia cuyos beneficios acaban en la cuenta bancaria del mismo señor que controla el periódico que hay en la barra y que es íntimo amigo del que le gestiona la cuenta en el paraíso fiscal que gobierna un demócrata liberal cuyos pactos con el dictador de turno le reportan enormes beneficios para su "país". Fronteras, países, patrias, "tu patria son tus amigos" diría Federico Luppi bajo la dirección de Aristaráin, y los amigos no entienden de fronteras, digo yo.

 

Pero aún entendiendo sus limitaciones, el cine o las redes sociales no dejan de ser catalizadores alimentados por aires de movilización social y de transformación cultural y política. No sólo dando cuenta de la historia sino que también actuando como fermento de ella. Hay ejemplos nefastos como las producciones de la UFA nazi, hay ejemplos tristes como el servilismo de Hollywood para con el Pentágono, los hay interesantes como el cine de propaganda soviético de la mano de grandes renovadores del lenguaje audiovisual como Eisenstein y los hay inspiradores, como las nuevas olas europeas o latinoamericanas. Para todos los gustos.

 

Pero volvamos a las redes sociales porque fue de ellas que surgió la necesidad de reflexión a grandes rasgos plasmada en este artículo. Resulta que un periodista de Radio Nacional tuiteó que un cortometrajista se felicitaba por las descargas, porque así conocía "más grupos y pelis", y a continuación decía que a sus 30 años este cortometrajista volvía a vivir a casa de sus padres. Relacionar el hecho de que una persona de 30 años, en este país (en este mundo), tenga que volver a casa de sus padres con la felicitación que éste se hacía por las numerosas descargas de uno de sus cortos (entendamos de visionado y descarga gratuita a través de algún servidor), resulta cuando menos un poco demagógico, algo irresponsable y bastante alejado de la realidad social en que vivimos inmersos (la mayoría, no todos)

 

Lo cierto es que hay miles de personas haciendo cosas interesantes en el mundo del audiovisual, y de la creación en general, a día de hoy. Esas personas, en su mayoría, comparten sus obras en internet, generalmente ofreciendo su visionado gratuito y muchas de ellas también con la opción de descarga. A algunas de esas personas les gustaría vivir de hacer ese trabajo. A algunas otras no. Las primeras, además de compartir, promocionan. Y he aquí que os dejo mi reflexión personal, en forma de entrada de blog, así, la red articula de nuevo ideas a través de fragmentos que pueden pasar a ser parte de un todo: http://carmenpggranxeiro.com/blog/arte-por-amor-y-otra-formas-de-dignificar-tu-vida-.html

 

No voy a hablar de los beneficios sociales, culturales y educativos de licencias como las creative commons, tampoco voy a hablar de la SGAE, de los cánones, o de los arrestos en Pirate Bay, ni de la ya habitual práctica de arrancar trozos de paredes con graffitis y venderlos en galerías de arte, por supuesto sin permiso de sus creadores. En general para tratar este tema me quedo con el documental de Stephane Gruesso, "Copiad, malditos, copiad", el primero con licencia creative commons, que trata precisamente sobre estos temas, y emitido por nuestra televisión estatal (nótese el "nuestra", adjetivo ya difícilmente aplicable)

 

Hay algo en la creación más allá de las ambiciones sociales y/o económicas. Si no lo hubiese ni este periodista ni ningún habitante de esta realidad espacio-temporal podría ver la obra de Modigliani, que murió pobre y tuberculoso, o la de Monet, la pintura de Gaugin se hubiese quedado en el parqué de la bolsa, trabajo que dejó para vivir en la más absoluta austeridad, y de hecho el impresionismo podría no haber existido, con ello probablemente el expresionismo no habría sido lo que fue y a su vez el neorealismo italiano de filmes como "Alemania, año cero" de Rossellini, no hubiese influido como lo hizo en el cine contemporáneo. Al igual que las aportaciones recíprocas entre las distintas disciplinas artísticas las hacen crecer y evolucionar, las aportaciones personales al mundo nos permiten avanzar y mejorar. Sin la rueda no hubiésemos sido quien de construir pirámides, sin Strindberg no sería lo mismo el cine de Bergman.

 

Y el todo se puede desfragmentar y recomponer. Infinitamente y cada vez con nuevos resultados. Una variedad inalcanzable en la soledad del copyright, imposible en el reducto de lo "rentable".

 

Los fragmentos y el cine nos podrían llevar a Godard, pero "El Tren de la libertad" se antoja un ejemplo edificante, de actualidad y especialmente importante para mi, como persona y mujer. Esta película se enfrenta a un gobierno neo fascista y por tanto también machista. Se enfrenta no solo a nivel temático sino también formal, partiendo de un sistema de producción ajeno a la industria, generado íntegramente por personas feministas y dirigido por las mismas mujeres que ven sus derechos restringidos por estas políticas gubernamentales. Se lo debemos a más de sesenta profesionales del audiovisual que, a partir de un correo-e de la cineasta Chus Gutiérrez, articularon en apenas unas horas una película para documentar la llegada de ese tren a Madrid, la luchar por los derechos de todas. Construyendo un relato colectivo cuyos objetivos políticos están muy por encima de cualquier moneda.

 

Esas mismas monedas que sí articulan a un gobierno que baja el IVA del mercado del arte al 10%, mientras mantiene el 21% del IVA de la cultura. Dejando todavía más claro para quiénes y porqué gobiernan. Para los que pueden comprar arte, cual inversión financiera, y no para los que la desean como bien común, como necesidad educativa, social y evolutiva. Para aquellos que comercian con trabajos ajenos y con el objetivo único del lucro, y no para quienes aportan a la construcción colectiva del mundo. Está muy bien bajar el IVA del arte pero está muy mal hacerlo únicamente por razones neoliberales, está muy bien si incentiva que los artistas puedan (sobre)vivir de su trabajo pero no si lo único que busca es reactivar un mercado de intermediarios. Estaría muy bien si las razones fuesen las correctas, porque las razones correctas llevarían a un IVA reducido para la cultura, la de todas, la compartida, la que nos hace lo que somos.

 

 

 

 

 

La mitad de la cuesta, montones de cosas y otras formas de arte.

 

Arrastrando bolsas vacías cual Cristo de Banksy, mediada una "cuesta" que hace honor a todas sus acepciones en el diccionario de nuestra vetusta Academia, llegamos así al vergonzoso momento de analizar nuestras "sobras". Sobras que emanan fruto de omnipresentes imágenes de ideales de belleza inalcanzables (por inexistentes) y cuya dañina influencia trata de revelar la obra de la artista francesa ORLAN, a través del uso de elementos clave de la cirugía plástica.

 

En fin, que lo que nos ocurrió fue eso que decía Barbara Kruger en su "I shop therefore I am", afectados por un virus colectivo navideño hemos sido los nuevos Hamlet del mundo. Y ahora, con montones de cosas acumuladas, cuyas funciones se repiten y se solapan, solo nos queda explorar métodos de reutilización o directamente de desecho (yo abogo por la prohibición de estos últimos) No debemos olvidar las posibilidades creativas que ofrecen los "montones de cosas", como los montones de basura iluminada que crean sombras con formas humanas, esculturas de Tim Noble y Sue Webster, o el montón de 175 libras de caramelos que el artista cubano Félix González-Torres exhibió en Nueva York como metáfora del peso ideal que su médico le marcó al ser diagnosticado de VIH. El público podía coger caramelos, el montón se hacía más pequeño... hasta que este artista, que formó parte del Group Material, comprometido con el activismo cultural y la educación comunitaria, murió finalmente en 1996. Desapareció pero, al igual que sus caramelos, nos dejó mucho arte para paladear.

 

Con montones de residuos, de basura o de periódicos (es cierto que los dos últimos términos pueden ser considerados uno solo en muchos casos) el alemán HA Schult lanza sus mensajes preocupados al público. Acérrimo defensor del medio ambiente tiene claro que "el arte no puede hacer políticas, ni química, ni medicina. Pero los espectadores de arte sí pueden". Su compromiso artístico y social lo llevó a la cárcel cuando a finales de los sesenta cubrió de desechos una calle de Múnich, pero hoy pienso en él como el creador de mil figuras de hojalata de un metro y medio, "Trash people" (porque sí, fueron creadas con residuos) Si bien es cierto que "Los guerreros de terracota" son un conjunto de ocho mil figuras, cabe destacar que ni su origen intelectual ni su realización tienen nada que ver con la obra de Schult ni con las ingentes cantidades de desperdicios generados por el ser humano. Fenómeno muy moderno, el de los desperdicios, que podemos achacar a la obsolescencia programada, al consumismo voraz y a decenas de carencias (educativas, ambientales, sociales) que nos convierten en nuestro peor enemigo.

 

Este fenómeno solo es posible gracias a la mecanización y digitalización de los procesos de producción, y por ello un novedoso hecho en la historia del arte, tanto en lo que a temática se refiere como en cuanto a su influencia en los soportes empleados. Son precisamente los nuevos soportes los que facilitan todavía más la mercantilización del arte (que siempre ha existido), y es en contraposición a ello que nacen formas de creación como la performance. Así, se convierte la creación en un hecho efímero, no comercializable, aunque sean estas sus cualidades más olvidadas y pervertidas. La perversión no adquiere en este caso una connotación únicamente negativa y es gracias a ella que podemos disfrutar de las bondades democráticas de la tecnología con acciones artísticas grabadas, el street arte llevado al cine o la reproducción en serie aplicada en el Pop Art. Y a pesar de que la reproducción de una performance no es, ni de lejos ni de cerca, comparable a su vivencia in situ, algunas de ellas dan muy bien a cámara. Para ilustrarlo nada mejor que rememorar a la actric ucraniana Milla Jovovich encerrada en una estructura transparente de plexiglás, interpretando en medio de la calle a una perfecta compradora vía internet, recibiendo sus compras a través de orificios que comunicaban su interior con el exterior. "Una mujer normal ve más de 3.000 anuncios al día consciente o inconscientemente y empleará tres años de su vida viendo anuncios en la televisión" comentaba la creadora de dicha obra,  la estadounidense Tara Subkoff. Esta obra se pudo ver en la 55 Bienale de Arte de Venecia y se puede ver hoy día a través de internet. El tiempo y la permanencia en él es tema para otro artículo, en el que quizás podamos abordar a Tarkovski para esculpir cada segundo y cada palabra.

 

Volviendo a las nuevas formas de arte cabe mencionar el trabajo de 1936 del filósofo Walter Benjamin, en que las elogiaba considerando que la reproducción en masa contribuía a la emancipación de humana promoviendo nuevos modos de percepción. Defendía lo democrático del cine, que otros filósofos denunciaban como burda forma artística de masas, precisamente elogiando su capacidad para llegar "a todo el mundo". Algo similar a lo elogiado por Benjamin se encuentra entre las raíces ideológicas y artísticas del Street Art, que busca al más heterogéneo público, llegando incluso a aquel que no lo busca o a quienes ni siquiera lo respetan. No estoy promoviendo aquí las pintadas improvisadas y carentes de interés de algunos que se quieren considerar graffiteros y no lo son, pero sí defiendo y ensalzo el trabajo de grandes creadores, muchos anónimos y otros famosos (anónimos también en gran parte) como el ya citado Banksy o el ex-trabajador de la industria de la publicidad, Vermibus. Este último, cansado de esa industria cruel, abandonó las mentiras y se armó de pinceles y agentes corrosivos para deformar imágenes publicitarias y sus falsos ideales de belleza, en plena calle, directamente en los soportes empleados para la publicidad, creando nuevas y críticas formas que llegan a cualquier transeúnte (si no directamente, a través de la plasmación de estas en formatos digitales, fácilmente exportables, descaradamente democráticos)

 

Parece que ya me pierdo entre tanto (falso) ideal e imagen, como si la predicción de Braudillard se estuviese materializando... la desaparición de la realidad y nuestra absorción en las pantallas en la era del ciberespacio, cual película de Cronenberg mis más tecnológicos miedos me llevan a preguntar... ¿qué tal estáis por ahí? ¿seguís delante de la pantalla? ¿o estáis quizás dentro?

 

 

 

 

Vaginas florales, lOs feministas y lAs gorilas... historia del arte y el arte de la historia.

 

Mientras en 1994 Judith Bamber presentaba su "Untitled #1", óleo sobre lienzo, en que un plano detalle de una vagina componía la totalidad de la alargada obra, en el mundo cientos de mujeres eran sometidas a una ablación de clítoris, miles de personas del sexo femenino sufrían malos tratos y la práctica totalidad de las mujeres vivíamos bajo un sistema patriarcal sustentado por, entre otras cosas, la publicidad y todos los medios creativos que en ella se emplean.

 

Cuando Georgia O´Keefe recurría a las flores para representar esas mismas vaginas, coloridas composiciones que se expanden desde su centro como símbolos de la fertilidad y de la vida, sabía que solo unos años atrás, hasta 1893, en las Academias de Arte la entrada a la clase de dibujo desnudo estaba prohibida a las mujeres. Los caballos de Rosa Bonheur, que tuvo que pedir un permiso especial para vestir pantalones y acceder así a ferias de ganado y establos en los que tomar apuntes para sus obras, son quizás la anécdota positiva de tal prohibición. Así, la simbología del cuerpo femenino desnudo pasaba a formar parte de una reivindicación política, sociocultural y artística, que habría de luchar contra las imposiciones sociales sobre el cuerpo de la mujer, ensalzando los órganos sexuales femeninos como emblemas metafóricos de esa liberación. El cuerpo femenino, hasta entonces apreciado en el mundo (del arte) a través del uso que el hombre hacía de él, se convertía en un medio imprescindible para derrocar ese papel pasivo, encumbrando a la mujer (creadora) como interlocutora activa y sacando a la luz pública de los museos, de las galerías, de los libros o de la calle, temas como las violaciones, la violencia de género, la diferencia salarial o el racismo. Porque siendo minoría en la historia (del arte), que no en la población, el movimiento feminista se preocupa igualmente por las reivindicaciones raciales y sociales que parecen no competer al patriarcado económico y político.

 

El papel activo de la mujer en cuanto a la creación no hubo de esperar, ni mucho menos, a la expansión del movimiento feminista de los 70, aunque es cierto que hasta su aparición y posterior trabajo reivindicativo, muchos nombres relevantes fueron desterrados tanto de enciclopedias como del conocimiento popular, sesgando la información, censurando la realidad y controlando la historia. Tomemos por ejemplo la literatura, en la cual difícilmente se pudieron obviar/olvidar los versos de Sapho, una mujer que cantó a la belleza femenina en la Grecia clásica y que, habiendo nacido en la isla de Lesbos, dio nombre a toda una identidad sexual, el lesbianismo. Sobre lesbianismo versa también una novela publicada a finales de los años 30, en que se narra la historia de una mujer desde su vano intento por escapar a los sentimientos lésbicos que alberga hasta su toma de conciencia política como mujer homosexual,"Diana" tuvo que ser publicada bajo seudónimo y nunca ha sido desvelado el nombre real de su escritora, conocida como Diana Frederics. Precisamente el ámbito más represivo, el sexual, será también el primero que desafiar a partir de los 70 y desde la perspectiva del nuevo feminismo, obras literarias y filosóficas de gente como Gertrude Stein, Virgina Wolf o Simone de Beauvoir, serán una base a partir de la cual proseguir el trabajo común frente a la opresión sistemática.

 

Ni siquiera medios artísticos tan recientes como la fotografía o el cine se libran de la visión estandarizada. Si por todos es conocido Frank Cappa, hasta hace bien poco la obra de Gerda Taro permanecía en un olvido histórico del que ahora, en medio de esa lucha por la restauración histórica del papel de la mujer en el arte, parece estar saliendo a través de artículos periodísticos, exposiciones y catálogos de los mismos medios, museos y galeristas que siguen cerrando las puertas a la obra de mujeres por el hecho de serlo. Incongruencias temporales. Este mismo año Iciar Bollaín recordaba en una entrevista hasta qué punto nos alarmaríamos si el porcentaje de directores de cine fuese tan bajo como el de directoras... ¿qué cojones pasa que no nos alarmamos? ¡cuántos ovarios desaprovechados! Que ni en el cine ni en la fotografía, medios del S.XX, hayamos sido capaces, como sociedad, de superar la supremacía de un género, de una raza y de una sexualidad, dice mucho del poder patriarcal, ejercido  también por mujeres, y de su peso en todos los aspectos históricos y sociales.

 

Precisamente tomando como punto de partida la estandarización de la mujer en el cine, Cindy Sherman evoca en sus autorretratos fotográficos distintos estereotipos (que no personas reconocibles), a partir de los cuales reflexionar sobre la representación de la mujer y los roles femeninos en el séptimo arte y en la sociedad. Son los de Sherman "fotogramas" creados a partir de la realidad de una ficción y es precisamente un fotograma el que emplea Deborah Bright para rehacer una escena que podría ser extrapolada a otras miles. La obra "Untitled" de la serie "Dream Girls" recoge un momento de la película "Desayuno en Tiffany´s" en que Audrey Hepburn pide a George Peppard que le encienda un cigarrillo, y que ha sido intervenido con una fotografía de la propia Bright que, metiéndose en medio de los dos protagonistas reales de la película, enciende el cigarro de una Holly Golightly que en la obra original de Capote se nos antoja bastante más sexual y alocada que en la adaptación cinematográfica.

 

La mujer de Jacques Rivette... la mujer de ¿? ¿cómo? Yo en todo caso hablaría más bien del marido de Agnés Varda, sin embargo parece que el ejemplo no cunde y la fórmula habitual es la primera. En cuanto a esta gran cineasta, abuela de la nouvelle vague, de la que de hecho se puede considerar iniciadora con su filme " " , cabe recordar que su maestría estuvo siempre espléndidamente conjugada con su militancia política. Una mujer consciente de sí misma y de su contexto, que fue exponente del feminismo entendido como un movimiento múltiple, reivindicativo y congruente con la realidad del sexo femenino en las sociedades del S.XX. Múltiple porque Agnés Varda fue siempre consciente de la diversidad de caminos posibles en la lucha por la igualdad, así los muestra en películas como "Une chante, l´autre pas", en que fue capaz de abordar, desde un metraje tan entretenido como interesante, temas por aquel entonces (y parece que ahora de nuevo) tabú, el aborto, las desigualdades sociales y salariales, la mujer en la sociedad oriental, la maternidad... la maternidad o su ausencia voluntaria.

 

Si de madres hablamos recordemos el apoyo que a Fanny Mendelssohn Hensel le brindó su progenitora. Consiguió que su hija tuviese los mismos estudios musicales que el hermano de esta, aún cuando no era lo más habitual ni lo mejor visto. Por desgracia Fanny Hensel, como ha pasado a la historia, no tuvo la misma suerte con su hermano, quien evitó que publicase su obra aludiendo a lo inapropiado de que una mujer así lo hiciese. Y es que Felix Mendelssohn no fue feminista. Aún hoy en día una gran parte de las personas de género masculino, y otras tantas del femenino, no se consideran feministas. Nos encontramos aquí con una incongruencia, una carencia educativa (en cuanto a desconocimiento del significado) o una falta absoluta de respeto por el género humano (que es también una carencia educativa y que está además fomentada).

 

La falta de respeto llega en primer lugar desde las instituciones y en el mundo del arte son los museos las más importantes. En 1985 nacen en Nueva York, para hacerle frente de manera pública, las Guerrilla Girls. Una de sus acciones más famosas consistió en la cartelería que rezaba: "¿tienen que estar desnudas las mujeres para entrar en el Museo Metropolitano de Arte?, un 5% de los artistas son mujeres, un 85% de los desnudos son de mujeres".  

 

¿por qué importa tanto que representantes de Femen se desnuden por voluntad propia y para luchar por los derechos de la mitad de la población, y sin embargo nadie se plantea la cantidad de mujeres desnudas que, pintadas por hombres, son expuestas como objetos pasivos? Incongruencias atemporales.  

 

 

 

Artistas que comen aire, enlatan mierda y pintan billetes.

 

Hay excepciones históricas y geográficas pero el arte, en términos generales, no ha conseguido nunca escapar del mercado, es decir, del dinero y del poder. Es bastante paradójico si tenemos en cuenta la cantidad de artistas que, no consiguiendo aplicar técnicas cual la multiplicación de peces, han muerto en precarias condiciones económicas. Lo que es peor, han muerto siendo víctimas de una feroz infravaloración social inversamente proporcional a su posterior revalorización mercantil.

 

En algunos "homenajes" póstumos se han obviado tales circunstancias en pro de lo bucólico que no existió en sus realidades, un ejemplo reciente podría ser el  personaje inspirado en Méliès, que se muestra felizmente anciano y retirado del celuloide en la que es, para mi, un fallido filme a nivel narrativo que sin duda puede alardear de una magia visual con toques maestros dignos de Scorsese. El verdadero padre de los efectos visuales, George Méliès, murió deambulando como mendigo, víctima de sus propias producciones, esas que ahora se restauran con esmero y son conservadas como tesoros en las filmotecas. Llegadas a este punto no sería justo dejar que este ejemplo concreto de seudo biopic sirviese para generalizar sobre los retratos cinematográficos del arte y las artistas. El celuloide siempre se ha visto atraído por estas temáticas y hay muy diferentes tratamientos de las variadas realidades, el director francés Martin Provost retrató la vida de Seraphine de Senlis de una manera fielmente irónica y cruda, como lo fue la realidad de esta mujer. Una artista que fabricaba sus propios colores con pigmentos que elaboraba a partir de elementos vegetales recogidos entre trabajo y trabajo como criada. Una mujer que vio reconocidas y pagadas sus dotes y que, precisamente víctima de ello, se volvió loca. Sus cuadros se pueden ver en los mejores museos del mundo, su vida en una pantalla.

 

Uno de los más ejemplarizantes casos de genios no reconocidos en la historia del arte es el de Vincent van Gogh, un hombre que revolucionó la concepción de la pintura pero que a duras penas sobrevivió por si mismo en una sociedad que, en su mayoría, no supo apreciar su trabajo. Ese mismo trabajo que llegó a alcanzar los 53´9 millones de dólares en una subasta realizada en el año 1987, con un lienzo titulado "Iris". Es irónico así mismo que un hombre preocupado por las diferencias socioeconómicas, que hizo imprimir con ayuda de su hermano Thèo veinte litografías de "Los comedores de patatas" para vender a precios muy asequibles a gentes de su alrededor que, además de tema, pasaban a ser público, se haya convertido en una figura capaz de vender cualquier tipo de merchandising, sostener varios museos, lanzar una y otra vez ediciones de las famosas "Cartas a Thèo"... y hacer extremadamente ricos a herederos e inversores, enfatizando aquello que tanto odiaba.

 

Pero si de arte hablamos, hablemos de mecenas, coleccionistas y cuadros de Picasso que cuelgan en cuartos de baño. Como dijo John Dewey en 1934, "en términos generales el coleccionista típico es el capitalista típico", y así lo ha sido desde antes incluso del tristérrimo nacimiento del capitalismo como sistema económico, político, social, cultural, alimentario... Los ricos coleccionan arte para mostrar su "rango" cultural, una forma bastante pobre de hacerlo, por seguir con las ironías. Las grandes empresas invierten grandes cantidades en eso que llamamos diplomacia cultural y así acabamos tal y como se había empezado. Recordemos la exclusividad de los primeros museos, cuyas visitas eran social y económicamente muy restrictivas, y pensemos ahora en las limitaciones impuestas en este tipo de instituciones, financiadas por dinero privado, a la hora de decidir qué exponer o no, a quién exponer o no. Ya sabemos cómo funcionan las inversiones, sea cual sea su producto. El objetivo principal, y en muchos casos único, es la consecución de una suma mayor a la invertida, lo cual implica exigir exhibiciones (mejor en este caso que el término "exposiciones") cuya afluencia y precio de entrada satisfaga tales objetivos, en detrimento de la calidad, de la variedad, del significado histórico y sobre todo de los nuevos talentos que se quieren establecer como creadores y no como vendedores.

 

Hablando de formas de limitar la exposición de arte y de artistas, una censura como otra cualquiera, acabo de recordar otra igual de actual e histórica, la censura religiosa. Históricamente está bien documentada pero deberíamos de recordar algunos de los más actuales ejemplos, como el que afectó al argentino León Ferrari y una retrospectiva de su obra en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires, atacada por el actual sumo pontífice de los católicos que consiguió su objetivo obligando a los comisarios a cancelar temporalmente la exposición, solo reabierta tras un proceso judicial. Y de la mano de la religiosa nos encontramos con la política, que sin ir más lejos se manifiesta recientemente en este estado a través de la feria ARCO y de la Fundación Francisco Franco, que consiguió sentar en el banquillo al escultor Eugenio Merino por esa irónica (y realista) obra que situaba al dictador en una nevera. Las denuncias, las presiones y la falta de tacto, no hicieron más que demostrar lo necesario de la obra de Merino, su actualidad.

 

En fin, que no me extraña que haya artistas que se decidan a enlatar su mierda (una manera tremenda de criticar la valoración económica de las creaciones artísticas y que Piero Manzoni vendió al precio del oro), a pintar billetes tan realistas que puedan ser empleados en cualquier transacción económica común (J.S. Boggs ha tenido por ello algún que otro problema con las autoridades de su país, aún no utilizando con este fin penado sus obras) o incluso a comer aire (Frida Kahlo escribió en su diario "pies para qué los quiero si tengo alas para volar")... lástima que todavía quede un alquiler por pagar, una energía solar que... sin comentarios... ¡y luego son las artistas las que están locas!

 

Lo cierto es que la creación libre, el arte liberado y las creadoras que haciéndolo puedan vivir dignamente, solo serán posibles cuando como sociedad hayamos superado los sistemas económicos no sociales. Mientras tanto unos pocos elegidos (bajo criterios muchas veces criticables) serán quien de trabajar libremente y como sociedad seguiremos perdiéndonos a van Gogh´s potenciales. Con una renta básica universal seríamos un mundo mucho más rico... y artístico. Ahí queda. Seguro que las propuestas económicas de Christian Felber  nos pueden deparar un mundo colorista.

 

 

Este artículo es absolutamente prescindible pero se titula "La obesidad cultural" y lo firma una lesbiana.

 Hubo un tiempo en que la producción cultural masiva me producía cierta angustia creativa. Para empezar me encontraba rodeada de objetos materiales que, pensaba, llegarían a saturar el mundo, y, aunque las ideas se me antojaban deliciosamente intangibles, me preguntaba hasta qué punto serían asimilables. Llegada a cierta edad quemé mis libretas, no sé si debido únicamente al pudor o impulsada quizás también por un afán de sostenibilidad que ahora veo, hubiese estado mal encaminado.

 Lo cierto es que la producción industrial, a día de hoy y de manera consciente y meditada, me produce también angustia, aunque esta vez de tipo vital. El consumo exacerbado promovido por este sistema económico que, desde el principio, invadió lo social, lo cultural y, sin duda alguna, lo político, provoca obesidad mórbida y muertes por inanición. Y mientras se beben miles de litros de Coca-Cola (lástima que la publicidad negativa sea también positiva a nivel comercial... caca-caca) que han derrochado muchos miles más de litros de agua incluso en lugares en que esta es un bien escaso, muchas miles de personas ven decenas de capítulos de series semanales, escuchan cientos de canciones, leen miles de palabras... los cuerpos engordan y las mentes... ¿y las mentes?

 El consumo masivo de cultura nos convierte en mentes hambrientas pero muchas veces también en seres irreflexivos. Y engordamos a base de grasas, a base de productos nefastos equiparables a alimentos de origen transgénico, nos empachamos, vomitamos y seguimos comiendo. Permitimos mutaciones mentales y olvidamos. Olvidamos los paladeos que degustan con satisfacción la magia de una secuencia bien llevada, de una historia melancólica basada en hechos reales, la sinceridad de un alegato convertido en canción. Olvidamos que detrás de una producción cultural hay (no siempre) algo más que un producto. Paradoja: engordamos pero morimos de inanición.

 Supongo que en parte fue esa "alimentación" cultural la que me abrió los ojos y me permitió ver más allá de la angustia que coartaba mis ansias creativas como adolescente. No recuerdo el momento, ni la reflexión que lo acompañó pero me puedo aventurar a pensar que fue en la biblioteca o  quizás en un ciber descubriendo la incipiente Alejandría universal. ¿Dónde estaban entonces las lesbianas del mundo? No aparecían en televisión, a duras penas encontraba una novela cuya protagonista fuese una mujer homosexual  y a los cines de mi ciudad nunca llegó ese clásico lésbico de 1994, Go Fish, que es una gran película premiada en varios festivales internacionales. Mi realidad sexual me liberó de mi angustia, había mucho que contar, mucho tiempo que recuperar, el mundo necesitaba de creadoras que retratasen las realidades silenciadas, de cultura y también de productos culturales que devolviesen su lugar en la historia a las minorías denostadas por una supremacía políticamente interesada, que controló durante muchos siglos y con un poder hegemónico también el mundo cultural (y claro, excepciones las hay, salvando la dignidad de la raza humana y por suerte para todas)

 Y ahora, lejos de pretender una obesidad cultural inútil me propongo promover (o al menos aplicar en mi vida) una absorción intelectual digna de las creaciones, me dejo hacer e incluso almacenar de manera ordenada, respeto mis libretas e imagino un mundo repleto de otros mundos, de otras verdades y de otras mentiras. Pero deseo sobre todo un mundo culturalmente diverso, carente de "targets" y en que cualquier heterosexual haya visto tantas pelis con protagonistas gays como yo las he visto con protagonistas heterosexuales.

 Pero en fin, esto es solo otra acumulación de palabras en otra revista cibernética, es, tal y como su título indica, absolutamente prescindible y puede que incluso potencialmente dañino para tu salud... pero yo avisé y de este último punto no me hago responsable, te toca a ti como lector decidir entre masticar o tragar (si es que desde un principio no te has decidido a cerrar la pestaña del navegador, acto muy lícito que te puede haber llevado a utilizar tu tiempo de una manera más PRODUCTIVA).

Habelas hailas.

Alternativas e outros xeitos de cidadanía planetaria.

 

Circulou nas redes sociais un gráfico no que dende o punto central, a indignación colectiva do 15-m, se espallaban unha chea de proxectos, movementos e iniciativas cidadás ao marxe do sistema institucional e económico. Toda esa constelación de puntos era unha mostra, só unha pequena, dos milleiros de alternativas que, nos diferentes eidos, podemos atopar contrapostas ao capitalismo entendido como sistema que rixe non só a economía senón tamén as políticas sociais (ou a ausencia delas), as liberdades individuais e colectivas, os sistemas sanitarios ou educativos e a un largo etcétera de elementos que conforman as nosas realidades. Por sorte esa realidade ten algo máis que aportar e o gráfico non deixa de ser un xeito de lembrar e revalorizar a inxente cantidade de traballo feito por tantas persoas ó longos dos últimos anos, das últimas décadas, da historia. Se ven é certo que xa existían os bancos de tempo, plategas de cidadanía que loitaban contra inxustizas sociais e económicas, medios de información alleos ós mass media... a partires de Maio de 2011 rebrota un novo pulo que achega as alternativas a moitas persoas que antes as descoñecían (só eso, é xa un grande mérito común, espallar e sementar ideas alleas ao capitalismo, ao institucional)

Malia tódalas barreiras, o poder do colectivo e o saber facer da cidadanía foron quen de manter, crear e reformular tal número de planetas e satélites, quedando conformado así un sistema planetario paralelo. Paralelo porque percorre outros camiños e ten outros obxectivos, porque non persigue o lucro senón a igualdade de dereitos, porque non acepta un fin acadado por "malos" medios e porque comparte a vontade da maioría da poboación mundial fronte á minoría que mantén o sistema capitalista desa realidade "tradicional". Non conflúen ambos sistemas malia que os dous  presentan xeitos de encarar un mesmo feito, a vida dos seres humanos. Por algo será.

E se a estas alturas non pululan pola vosas cabezas nomes de asociacións, de plategas, de proxectos e porque non, de restaurantes, de tendas, de sociedades culturales, de empresas ou de enerxías sustentables... é que aínda vos achegastes ó suficientes a este sistema planetario alternativo (e paralelo, claro)

Que si, que si, que podemos ter un teléfono móbil que respecte os dereitos dos traballadores e sexa sustentable, que non alume a guerra en países coma o Congo. Podemos vestir roupas de deseño que non veñan de provocar danos respiratorios nos traballadores que as tinguiron ou coseron, que teñan creado postos de traballo digno e non provocaran a morte de ninguén baixo escombros de vergoña. Ou podemos reciclala roupa. Podemos evitar os centros comerciais e as tendas que basean o seu funcionamento na desvalorización dos postos de traballo. É longa a lista e non se trata aquí de enumerar proxectos pero si, existe un móbil encadrado nos parámetros do comercio xusto, existen teas e modistos que crean roupa ética e postos de traballo dignos, existen tanta iniciativas coma campos por explorar nas nosas vidas. Mesmo o sistema bancario ten as súas alternativas.

O 26 e 27 de Abril tiveron lugar en Iruña-Pamplona as VII Xornadas Internacionais de Economía Solidaria. Estaban organizadas por REAS Navarra (Rede de Economía Alternativa e Solidaria). Estas xornadas foron outra materialización da chea de posibilidades que temos fronte a nós e da nosa capacidade para influír no devir da xente que nos rodea e tamén da que temos máis lonxe. Estaban presentes agrupacións de entidades sociais na loita contra a pobreza e a exclusión social, bancos de tempos, comunidades autosuficientes dos arredores xeográficos, productos locais e xustos, diversas propostas de bancas éticas e sistemas de microcréditos, agrupacións ecoloxistas falando da construcción lóxica a partires de materiais e ideas arquitectónicas sustentables...

É imposible facer un percorrido único polo sistema paralelo, son milleiros de puntiños creando un enramado coherente e diverso, multiatómico e polifacético.

 

 

Veredicto. Culpable. A presunción de inocencia clasista.

 O Tribunal Europeo de Dereitos Humanos ven de impoñer a España unha indemnización por ter enviado a prisión, de maneira preventiva e debido ó roubo dalgunhas colmeas de abellas, a unha persoa que posteriormente outro tribunal puxo en liberdade tras revocala primeira sentenza.

 O mesmo Tribunal condenou ó Estado Español por violala presunción de inocencia dun detido nunha operación contra ETA en Xuño de 1994, detido que sería posto en liberdade sen cargos cinco días despois da súa detención.

 Veredictos. Indemnizacións a pagar. Poderiamos enumeralos casos mais semella que non habería paciencia nin tinta suficiente e, sobre todo, información. Porque son precisamente os máis vulnerables os que sofren de forma directa a discriminación por parte do Estado e  das súas institucións, unha discriminación neste caso materializada no uso "clasista" da presunción de inocencia, da prisión preventiva... Casos coma os que abren este artigo son máis frecuentes do que calquera cidadán pode imaxinar, un punto sobre o que cómpre reflexionar tamén dende o eido do xornalismo e dos xornalistas que, rendidos ás prácticas políticas das altas esferas son quen de transformala presunción de inocencia en presunción de culpabilidade e, por riba de todo, dictar unha sentenza pública antes mesmo que calquera autoridade xurídica á que tal facultade lle corresponde.  Con asombro comparamos cada día as portadas dos diarios, xa sexan de tirada autonómica ou estatal, e as súas contrapostas realidades. Semella que vivimos tempos de pouco rigor e hoxe máis ca nunca os poderes misturados da política e da prensa fan desta verba, rigor, e de tantas outras, léanse presunción de inocencia, igualdade xurídica, dereitos humáns... un residuo débil sen significado propio, unha acumulación de fonemas cuxa esencia foi corrompida.

Nin tódolos casos nin tódolos detidos son iguais... ollo de non esmagar a credibilidade de ninguén que poida posteriormente nos esmagar a nós, ollo con atendelos criterios que fundamentan as bases ideolóxicas do medio, ollo con non ferir a quen non convén. Ante a escalada de descubrimentos de casos de corrupción a cidadanía está a presenciar un claro emprego desigual do dereito xurídico baixo o que este Estado se supón. Poñamos por exemplo a un cidadán detido nunha manifestación legal e pacífica... e contrapoñamos o seu caso ó dun político acusado de, por exemplo, apropiación indebida. Entre outras tantas dúbidas a min paréceme importante tratar de respostar  a esta: A quen se lle aplicará prisión preventiva?

 O caso é que non falamos das hipotecas pero tamén neste eido é aplicable o do "clasismo" en tempos de crise (por nomear estes tempos por riba doutros)... fagamos outro exercicio comparativo, imaxinemos a unha muller con dous fillos que queda sen traballo e non pode facer fronte á súa hipoteca... e contrapoñamos o seu caso ó dun suposto conde que vive por riba das súas (das nosas) posibilidades e que igualmente non pode facer fronte á súa hipoteca. A quen lle aplicará o banco unha dación en pago? ou mellor aínda, a quen lle concederá unha moratoria sen intereses durante un período considerable de tempo?

 A adxudicatura ten por diante un necesario proceso de independización máis aló da que xa se lle presupón. Co do certo xornalismo xa nin contamos. Co dos bancos e os banqueiros nin soñar nos permitimos, con facenda mellor non contar tampouco (non vaia ser que nos pensemos un clube de fútbol i espertemos nun pesadelo sabéndonos un autónomo) e, en fin, mellor comezar por nós mesmos porque ben certo é que excepcións habelas hailas e que non todo o que reluce é ouro.

 

Os Reis Magos.

"Está ben que se lle conte a nenos da teta, pero non a min que levo rillado catro codias. Todos os días estase a refacer a verdade. Fai unha chea de tempo que non oio falar seriamente do "Anxo da Guarda", nin dos Reis Magos. E quen sabe cantas cousas máis que hoxe teño por certas irán cambiando en min. Voume alonxando do berce, coma quen dis"

 Balbino, o neno labrego de Xosé Neira Vilas, intuía dende a súa inocencia o que nós, como sociedade, non fomos quen de ver nin enfrontar. Estábase (e se está) a refacer a diario esa verdade falada, nembargantes nós non nos afastamos do berce, ficamos atónitos ou mesmo con sorrisos incrédulos. Mais a pasividade inicial comezou unha retirada paulatina xa naqueles momentos  en que as acampadas sementaron indignación, unha que era, a parecer da maioría, pasaxeira. I eses novos xermolos, que xurdían tamén en sectores da poboación estancados no conformismo postdictatorial, e que xa nacían cun sustento, o daqueles movementos cidadáns que nunca se estableceron nese conformismo sempre ilóxico, comezaron a xerar unha inquedanza nos cumios. Os dispositivos disciplinarios do goberno se impoñen entón fronte á política social que amansaba, a intervención penal pretende frear a reacción popular fronte á violencia do mesmo estado, e a apelación obsesiva á orde pública fai deste goberno unha reminiscencia caricaturesca daqueles tempos que se albiscan non tan lonxe en que a muller tiña que pedir permiso ó marido pra viaxar, os homosexuais eran delincuentes e maleantes e a folga un delito de sedición  segundo o Código Penal de 1944. Si, leis sempre houbo e a elas sempre se apelou en defensa da sociedade, pero non é acaso a sociedade mesma a que está a ser atacada polas leis?

A reforma laboral do 2012 abriu as portas ós despidos, supuxo un retroceso salarial e un reaxuste dos postos de traballo, xa que, feita á medida da patronal, implicou a perda do poder da negociación colectiva deixando decisións fundamentais en maos únicas dos empresarios. A Patronal, así en maiúscula, é tamén culpable deste retroceso nos dereitos dos traballadores, tempo que de aqueles a quen representan tomen a palabra ou calen e outorguen, xa sabemos entón cal é a realidade esa da que fala Balbino. Está claro que goberno e empresarios, política e cartos, poder e abuso, seguen a ser as pautas sobre as que se basea unha sociedade escrava do século XXI, que non nos falen de anxos da guarda.

Pola outra banda a anunciada tramitación dunha importante reforma no Código Penal non deixa lugar a dúbidas, a resposta social non é benvida, o diálogo non é aceptado. Os dereitos cidadás son coma os Reis Magos. A nós que non nos veñan con lerias, falan deles, ás veces traen agasallos pero á hora da verdade son os mesmos gobernantes, banqueiros e señores da patronal que, xunto ós amigos camelos, voan nunha branca nube dende a que choven chuzos de punta (vexan vostedes tódalas analoxías que queiran pero non me fagan responsable, que esta reforma anunciada polo Ministro de Interior de seguro ten por obxectivo, precisamente, afastar maos coma as miñas dos teclados violentos e as verbas virulentas) Mesmo o Consello Xeral do Poder Xudicial ven de criticar severamente esta iniciativa que, entro outras cousas, pretende a criminalización das loitas sociais, dende a resistencia pasiva, por exemplo o efectuar unha sentada coma a que protagonizaron os estudantes de bacharelato de Valencia, ata encadearse os brazos pra tratar de evitar un desafiuzamento ou convocar, difundir  e apoiar unha manifestación "violenta" a través de internet... e que é violencia? Pois pra este goberno violentos son os bos cidadáns, son os que se preocupan e loitan polo cumprimento dos dereitos sociais, humáns, son quen máis aló dos intereses propios traballan en prol dunha vida digna pra persoas que lle son alleas... o bo samaritano que recolle a un xudío apaleado, esa parábola dunha biblia e dun credo que tanto enarboran, sería un cidadán en problemas nesta sociedade penal na que pretenden punir, por exemplo, a quen socorra a un inmigrante (sen papeis, cousa simpática esta dos papeis nesta era dixital e globalizada, estaría ben pedir os mesmos requisitos burocráticos ós cartos que libremente circulan por contas non declaradas)

Os últimos vinte anos, segundo as estatísticas oficiais, o número de cidadáns recluídos en prisións e centros varios aumentou en niveis incribles, a chegada do neoliberalismo é o punto de arranque pra tal feito. Namentres o Consello de Europa, a través do seu Comité para a Prevención da Tortura e das Penas ou Tratos Inhumáns, denuncia malos tratos nos cárceres, nos CIE e nas comisarías españolas, fai fincapé en pedila correcta identificación dos policías neste estado e denuncia "abuso de forza" en operacións policiais tais como a que tivo lugar no desaloxo do movemento 15-M en Praza Catalunya. Sen embargo ó goberno parece non lle importar e, lonxe de procurar un arranxo pra problemas de vital importancia coma este, prefire agrandalo e busca en cada decisión tomada a criminalización dos cidadáns que (supostamente e tendo en conta o funcionamento ridículo da lei electoral) lle deron o poder executivo.  Criminalizar é máis sinxelo, resolve problemas ós cumios e limpa as rúas, que era precisamente o que facía o fascismo.

 Pois nada, este goberno ó seu: lexislar sobre o corpo e as vidas das mulleres embarazadas (aquí xa non entro porque estoupo), prohibir, penar, multar, exercela violencia e fomentalo medo, plantar raiba e indignación, lamelas maos da Igrexa máis rancia, insultar a inmigrantes, traballadores e cidadáns desempregados (que agora mesmo son maioría moito máis absoluta que a que eles tiveron nas eleccións e nunca terán), obstaculizala procura dunha vida digna e agrandala xa de por si grande diferencia entre as clases... é dicir, establecelo contexto ideal para o estoupido dunha guerra, ou alomenos (este é o propósito perseguido) xustificar as máis tolas, estúpidas, antidemocráticas e ridículas accións que queren e están a levar a cabo.

 

O 15-M de Lugo perante a Folga Xeral.

 Non houbo escusas, preguizas nin críticas baleiras... houbo utopías, loita social incansable, traballo e cooperación, houbo, ante todo, solidariedade... e se conquistaron dereitos, avanzaron as sociedades, fíxose historia.

 O derrotismo nunca conseguiu nada máis ca perdedores resignados e poderosos reforzados. Mirar pra outro lado foi motivo das peores liñas que temos escrito os seres humáns na nosa historia i o holocausto, compañeiras, foi unha delas. Mirar pra outro lado namentres as inxustizas non nos toquen demasiado... o peor dos egoísmos, que finalmente se retorce e nos apunta. Non estamos aquí por nós, que tamén, estamos aquí por tódalas persoas que están a sufrir unha política da austeridade que fai máis ricos ós ricos, máis poderosos ós poderosos.

 Hoxe non perseguimos remendar problemas sociais do día a día: a política bancaria e os desafiuzamentos, unha débeda privada convertida en pública, o incremento das taxas universitarias, a privatización dos servizos públicos, as reformas laborais que precarizan os traballos e eliminan dereitos, a suba do IVE, a perda de dereitos por parte das mulleres, o encarecemento da luz, do gas... non perseguimos parches, hoxe faise folga, precisamente porque non os queremos. Buscamos a raíz, a base dos problemas. E rexeitamos unha política de austeridade que afoga e un sistema capitalista que mata. E hoxe non nos serven as medidas que pretenden un lavado de imaxe de partidos, nin tampouco de sindicatos. Esta é unha folga social, popular, e, ademais, internacional. Hoxe somos persoas que se mostran solidarias cos seus semellantes, críticas, formadas e informadas fronte ó medo, á resignación e ás escusas baleiras, fronte á desinformación que promoven os medios. E todas, en maior ou menor medida, facemos un sacrificio persoal polo ben común. E igual que o facemos, parece que chega a hora tamén de esixilo, porque as "masas silenciosas" poden chegar a ser tan culpables como os ruidosos golpes que nos están a asestar.

 A loita social ven demostrando, non xa ó longo da historia, senón mesmo nestes últimos meses, que SI SE PODE. O traballo de asociacións, asembleas, comunidades... está a repercutir na axenda política, nos mass media e nas vidas de xente que nunca antes escoitara falar das alternativas. I as alternativas, como se está a ver, non só é que existan... é que funcionan. Cómpre se informar, pero ahí están, en case tódolos ámbitos e sempre accesibles a todas nós.

 Facemos folga, greve, huelga, strike, ein Generalstrike, apergía... prendemos as velas e apagamos as luces. Dicimos NON, hoxe, mañá, pasado... unha soa folga non amaña nada pero pode ser o principio de moito. Difundide, informádevos, convencede... xuntas podemos e razóns non nos faltan, se non escoitemos o que veñen a compartir as compañeiras de movementos sociais lucenses...

 

Intervención como representante do 15-M de Lugo na mesa redonda, Sanidade Pública, organizada por SOS Sanidade Pública Lugo.

 O FMI ven de advertir que a poboación mundial vive tres anos máis de promedio dos que agardaban... dos que agardaban...

O goberno ven de rexeitar a semana pasada unha moción na que se lle pedía o seu compromiso cas prestacións sociais básicas... básicas e rexeitar non deberían de estar xuntas en ningunha frase.

 En fin, parece que somos prescindibles para a economía e os números. E está claro que os gobernos, tamén o "noso", teñen que elixir entre un mundo ficticio creado polas economías e un mundo real no que a xente enferma e sana, traballa e descansa, produce e consume... están a elixir a fantasía fronte a vida, fronte ás vidas de todos nós... non nos enganemos, tamén fronte a da daqueles que xustifican ditas políticas sen se dar conta de que as van sufrir nun momento ou noutro, na súa propia pel. Porque quen se queira sentir a salvo na súa nube do privado, esquece que, por exemplo, os casos de enfermidades crónicas ou graves son derivados á pública... por moi seguros que se sintan amparados polos "seus" políticos, vanse ver afectados por estas medidas, por moito que agora as defendan. Porque sí, a medicina privada é un negocio, e non sae rentable a enfermidade. Paradóxico e triste, pero certo.

 Se existe despilfarro... sí, débese corrixir. Gustaríanos que os nosos cartos, os que en cada declaración da renda destinamos como bos cidadáns á Sanidade Pública, fosen ben xestionados. Son suficientes, foron suficientes ata que non se quixo. E como bos cidadáns esiximos a todos eses políticos, agora mesmo malos cidadáns en mans de "mercados" (como eles mesmos se escusan), unha correcta utilización dos nosos recursos, dos hospitais que todos nós temos pagado e que por tanto nos pertencen e non poden ser privatizados.

 A Sanidade Pública Universal e Gratuíta non é unha utopía, foi durante moito tempo unha realidade (aínda mellorable pero eficiente). I esa é a realidade que están boicotear en favor do enriquecemento duns poucos e da privatización de canto máis mellor. A nosa saúde non é un negocio.

 Semella que non se está a recortar no público por falta de cartos, semella que se recorta para favorecer o enriquecemento duns poucos que se benefician do negocio do privado. O representante do PP dicía na mesa redonda organizada por Sos Sanidade Pública, "Algo hay que hacer (...) el sistema genera déficit"... pero, se realmente faltasen cartos: ¿indemnizaríase, como se ven de facer, ós pésimos xestores das Caixas bancarizadas?, ¿non sería lóxico, se faltasen cartos, limitar os soldos dos políticos, as súas dietas, coches oficiais, pensións vitalicias...?, ¿seguiríase asignando á Igrexa Católica 10.000 millóns de euros cada ano (ademais das exencións fiscais das que gozan?... Se realmente faltasen cartos ¿seguiríase permitindo e perdoando o fraude fiscal das grandes fortunas?

 Semella   que non faltan cartos senón que están a ser mal xestionados, en favor duns poucos, pouquísimos, i en contra da maioría (entre os que nos atopamos todos os que estamos aquí).

 No último informe elaborado polo grupo de Alto Nivel sobre a Sostenibilidade Global da ONU alértase de que a saúde e a educación deben mellorar, os subsidios ós combustibles fósiles deben cesar e os gobernos deben considerar outros indicadores de desenvolvemento económico, ademais do Producto Interior Bruto.

 Mentres tanto aquí os datos falan mal, moi mal, das xestións dos que supostamente son os nosos gobernantes.

 

15.O A Comunidade Internacional Unida por un Cambio Global.

 O 15 de Outubro as persoas, quen formamos o mundo, sairemos ás rúas das nosas cidades, dos nosos países, dende América ata Europa, de Asia a África e a Oceanía. A convocatoria mundial clama por un cambio e o fai dende unha actitude pacífica.

Non foi unha soa a chispa que deu comezo a todo isto. Non foi un 15 de Maio en Madrid, nin o foi a praza Tahrir de O Cairo, non foi Stéphane Hessel co seu "Indignez-vous". Foron estas e moitas máis, porque como ven sabemos non somos mercadoría en maos de políticos e banqueiros. Somos persoas e estamos a loitar polos nosos dereitos porque nunca deixamos de cumprir os nosos deberes.

 Xa levamos uns cantos meses de camiño percorrido, máis do que a maioría supoñía ó comezo de todo este movemento cidadá e pacífico, máis do que calquera político tería imaxinado nos seus peores pesadelos, moito máis do que os policías que cargaron contra manifestantes pensaban... pero aínda son poucos os pasos e nos sabemos fortes para moito máis porque "nós" somos "tod@s".  É por iso, porque se sinte o respaldo popular sen fronteiras xeográficas, que os diversos grupos de cidadás indignados do mundo se teñen reunido en torno a unha mesma data e cos mesmos obxectivos: o 15 de Outubro sairase ás rúas e ás prazas cunha actitude pacífica e dialogadora, nunha acción de protesta internacional para mostrala indignación pola perda dos nosos dereitos fronte ó poder financeiro e político.  

 No estado español miles de persoas se uniran xa o 15 de Maio baixo o lema "Non somos mercadoría en maos de políticos e banqueiros",  coñecemos as acampadas,  participamos das asembleas populares, organizamos manifestacións e traspasamos fronteiras, alentando a través dos medios libres de comunicación e información a seguir os pasos dun pobo unido por primeira vez en moito tempo, sabedor do mal facer dos "seus" gobernantes. O 19 de Xuño foron numerosas as cidades europeas que se uniran en diversas acción contra o Pacto do Euro, a información xa comezara a circular pola rede moito antes e as fronteiras deixaran de existir. Pouco a pouco o mundo comezou a se erguer alentado polo bo facer da xente, polos resultados visibles dunha protesta con lóxica, con obxectivos, organizada, respectuosa e humana.  Erguémonos, como ben se di no manifesto de Democracia Real Ya, fronte ós gobernantes que traballan en beneficio duns poucos, sen lles importar o custo social, humano ou medioambiental que as súas decisións poidan xerar, promovendo guerras con fins económicos e levando á miseria a pobos enteiros, despoxándonos do noso dereito a unha sociedade libre e xusta. Nos EEUU os cidadáns comezaron fai tan só uns días unha acampada inspirada en España, Grecia, Exipto e Islandia, "tomando" Wall Street e denunciando a especulación financeira, demostrando ó mundo que os cidadáns pouco teñen que ver cos seus gobernos.

 Son moitas as cousas que xa se conseguiron. O primeiro e pode que máis importante foi poñer en boca da xente, de toda a xente, temas de vital importancia que tiñamos esquecidos. E unha vez feito a indignación creceu por si mesma e o traballo conxunto levou a poñer patas arriba o anquilosado ideario político que agora se plantexa o sistema electoral por primeira vez en trinta anos. Son numerosos os desahucios freados en diversas cidades, a dación en pago está agora realmente na axenda política, a presión cidadá conseguiu desbloquear a ILP (Iniciativa Lexislativa Popular) a ese respecto e o goberno xa se viu obrigado a aprobar dúas medidas para dar maior protección ós embargados, Bankinter ofrece agora a dación en pago nas súas hipotecas e o Banco Santander citou ó 15-M para explicar a súa decisión de ofrecer tres anos de carencia ós clientes con hipoteca que queden en paro ou reduzan os seus ingresos o 25%. A divulgación dos salarios dos deputados, do patrimonio dos políticos e as vergoñentas cifras que temos coñecido nos últimos meses a ese respecto eran, ata a chegada do 15M, nada máis que especulacións... Por fin retomamos xuntos o que era noso, voltamos ás rúas a compartir os nosos coñecementos, aprendemos xuntos como funciona a "Ley d´Hont",  descubrimos o que é a "dación en pago", o que son as "axencias de rating", o funcionamento das "Iniciativas Lexislativas Populares" (ILP), e o máis importante: demostramos ós políticos que se pode facer política en asembleas populares horizontais e inclusivas, falando, escoitando e chegando a acordos. A intelixencia social é a que fai medrar o mundo, as forzas unidas son as que nos fan avanzar.

 É verdade, son moitas as cousas que se conseguiron, pero aínda quedan moitas máis polas que loitar. O camiño é longo, imos a modo pero dando pasos firmes, firmes porque son colectivos, inclusivos e decisivos á hora de construír un mundo para tod@s, unha sociedade na que tod@s teñamos cabida. As xentes do mundo estamos a demostrar que as barreiras e as fronteiras deixaron de existir no canto da busca da lóxica, o mundo vaise mover ¿e ti?

 O 15de Outubro imos a por máis, seremos aínda máis e se cadra conseguiremos moito máis.  O 15.O contamos tod@s con tod@s.

 

Manifesto a prol da arte libre. O Marzo Negro lugués e unha nova edición de INDIGNARTE.

 Xa fai tempo que un novo video do grupo de hackers e ciberactivistas "Anonymous" percorre a rede: o "Marzo Negro". Dende o 15M de Lugo querémonos facer eco desta iniciativa e deixar a nosa propia pegada.

 Para quen non a coñeza estas líneas poden resumila acción proposta: "No descargues ni un disco, no veas una película en el cine o descargues una copia, no compres ni un DVD... espera cuatro semanas para hacerlo en Abril (...) y dejaremos un buen agujero en los beneficios de esas compañías en el primer informe del año, un golpe económico que será visto por los gobierno como una señal de importantes pérdidas de ingresos"

 Vivimos inmersos nun sistema que prima ós intermediarios, de modo que o lucro económico que xorde dunha creación, sexa do tipo que sexa (dende a creación de artistas ata a de agricultoras/es), beneficia sempre nunha porcentaxe ben maior a quen comercia co axeno. Esta iniciativa pretende ferir precisamente ás garrapatas da porcentaxe (discográficas, distribuidoras, editoriais... que obteñen case sempre máis do 70% dos beneficios, nos mellores dos casos) e que ademais forman parte dos grandes lobbies cuxos intereses se están a defender por riba da liberdade na rede, promovendo a censura e facendo uso do seu poder económico para influir no poder político.

 Agora: apoiar ou non a inciativa do "Marzo Negro" é unha decisión persoal que nos corresponde tomar a cada un de nós. Se alguén se decide a facelo que lembre que temos bibliotecas públicas e redes de intercambio paralelas, polo que neste caso "negro" non significa "baleiro".

 Por outra banda o 15M de Lugo pretende aportalo seu grao de area en prol da arte libre e daquelas persoas que se adican á arte, artesanía ou creación intelectual e non hai mellor marco ca este. Por esta razón facemos un chamamento moi especial para o día 24 deste mes de Marzo:

 Convidámosvos a unha festa da arte libre e do comercio digno da cultura. Queremos facer un escenario urbano no que tódolos artistas que queiran podan compartilas súas creacións co público, vendelas directamente e sen intermediarios, e dalas a coñecer a un novo auditorio. Faremos da plaza, un escenario.

 As persoas interesadas en participar poderanse dirixir ó 15M como grupo organizador para establecer os requisitos de tempo, material, horarios... e así axudar a organizar un cartel coherente e cunha orde adecuada de interveción. Quen queira traelas súas creacións para expoñelas e vendelas pode contactar igualmente, axudando así a unha boa organización do evento, e poderá dispor dun lugar propio para a correcta exposición da súa obra.

 Tanto se és creador/a ou consumidor/a de cultura, estás invitada/o a participar nesta festa a partires das 18.00 hrs na Praza Maior, lembra que será o 24 de Marzo: unha nova edición, máis grande e mellor, de INDIGNARTE.

 

JMJ: la visita del Papa.

El 19 de Agosto de 1989  llegaba a Santiago de Compostela el Papa Juan Pablo II. Su visita formaba parte de la clausura de la IV Jornada Mundial de la Juventud. En esa ocasión, aún tratándose exactamente del mismo tipo de evento que este viernes tuvo lugar en Madrid con Benedicto XVI, dicha visita no fue declarada de Interés Público ni por lo tanto contó con el privilegio de las deducciones fiscales, además de no disfrutar de cesiones por parte de organismo públicos tal y como ha ocurrido en la reciente JMJ.

Tanto el gobierno central (PSOE) como la Comunidad de Madrid (PP) contribuyen activamente con la organización y realización del evento, además de las muchas empresas privadas que se verán beneficiadas por exenciones fiscales de hasta el 85% (cuando las donaciones a ONG´s no alcanzan nunca más del 10% de exención) gracias a haber sido declarada esta JMJ de Excepcional Interés Público por el Congreso de los Diputados. Aunque la Conferencia Episcopal afirma que el presupuesto total de 50,5 millones de euros ha sido totalmente sufragado por peregrinos, donaciones particulares y las susodichas empresas privadas que gozaron de tales exenciones (que por la tanto dejaron de ser ingresadas en las arcas públicas) el diario El Mundo apuntaba que ha habido gastos “no presupuestados que corrieron a cargo del Estado, la Comunidad de Madrid y su Ayuntamiento. Algunos de estos gastos, a pesar de no estar presupuestados, han causado una gran controversia en una época de recortes sociales que afectan a toda la población en áreas tan imprescindibles como la educación. Además cabe destacar que estas cifras dadas por la Conferencia Episcopal no dejan demasiado satisfechos a los grupos Redes Cristianas, Europa Laica o la Asociación de Librepensadores y Ateos, firmantes en conjunto del Manifiesto "De mis impuestos al Papa cero" y uno de cuyos representantes habla de un gasto total de 100 millones entre ayudas directas e indirectas aún reconociendo que esta cifra no se sabrá con exactitud "hasta que se cierren los presupuestos de este año"

Citemos algunos de los datos provenientes de fuentes oficiales con respecto a estas ayudas (directas e indirectas) por parte de organismo públicos del Estado Aconfesional Español:

En lo que a la Comunidad de Madrid se refiere ha asumido el gasto sanitario y de emergencias; cedido 287 institutos públicos, 202 colegios públicos, 42 polideportivos, 5 albergues y el Palacio de los Deportes (aún cuando la Conferencia Episcopal sí cobra este servicio de hospedaje a los participantes). Pone a disposición de la JMJ unos 4.100 agentes para la seguridad, 600 operarios de limpieza, 12 Centros Culturales, 6 auditorios y 4 zonas verdes (entre ellas El Retiro, donde se instalaron los polémicos 200 confesionarios móviles) Hay que añadir a todo ello los cortes de tráfico que, durante los días de preparación y de visita papal, alteraron el fluir habitual de los medios de transporte (no solo de los privados sino también de los públicos) , así como datos más anecdóticos pero igualmente descriptivos como la retirada de las marquesinas de autobuses por motivos de seguridad y que han indignado a muchos usuarios que se han visto obligados a lo largo de la semana a esperar bajo el sol madrileño de Agosto ante la falta de las habituales sombras.

En lo que al Gobierno Central se refiere cabe destacar que asume la mayor parte de los beneficios fiscales, como ya se ha dicho, además de haber movilizado a 6.000 efectivos de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado (de los cuales un alto porcentaje se ha desplazado desde otras comunidades autónomas, cobrando dietas diarias de 100 euros). Igualmente ha cedido el aeródromo de Cuatro Vientos para la realización de la misa central y no ha cobrado los 60 euros del coste de visado a los peregrinos provenientes de países a los que normalmente se les exige.

Esta visita, adornada con los mejores trajes y la más sofisticada tecnología, no ha dejado a nadie indiferente. El mensaje de austeridad y modestia de Jesús, que ha sido hace tanto tiempo olvidado por la más alta jerarquía de la Iglesia Católica, animó a 120 curas de Madrid a censurar públicamente el coste de esta visita en un escrito que titularon "Los Mecenas de Rouco" que se puede leer íntegramente en internet y del cual cito: "el pacto con las fuerzas económicas y políticas refuerzan la imagen de la Iglesia como una institución privilegiada y cercana al poder". Recordemos algunas de las empresas privadas que participan de dicho evento: Grupo Prisa, Sogecable, Intereconomía, Vocento, Unidad Editorial, Iberia, El Corte Inglés, Acciona, Abengoa, Telefónica o el Grupo Santander (a modo de anécdota recordemos la cesión de los derechos de uso de música por parte de la SGAE, que tantos años lleva recaudando dinero a costa de ayuntamientos, empresarios y cualquier otro tipo de usuario, icluyendo cualquiera que hasta hace poco comprase un CD virgen) 

Las críticas internas y la indignación popular llamaban a una reflexión objetiva, las cifras alertaban de privilegios, y los últimos recortes en educación (de 40 millones de euros) por medio de la Ley 4/2010 de 29 de Junio no hacían sino surgir preguntas tales como: ¿porqué la Iglesia no utiliza sus propias instalaciones y las de los patrocinadores en vez de los centros de educación pública?, ¿porqué un estado Aconfesional apoya con semejantes medios un acto religioso?, ¿cómo es posible que el sistema educativo sufra tan graves recortes que perjudicarán a todo el país durante todo un año lectivo, si no más, mientras que una JMJ gasta mucho más en tan solo 4 días de celebraciones? Es más, ¿porqué la Iglesia no destina todo ese presupuesto a paliar la desastrosa situación del cuerno de África, y recurre a las nuevas tecnologías para expandir su mensaje entre los más jóvenes?

Jesús predicó descalzo. La Constitución reza en su artículo 16.3 que este es un estado aconfesional. El presupuesto oficial de 4 días de JMJ supera en 10 millones de euros a los recortes anuales en materia educativa. Las incoherencias surgidas de la tercera visita papal en un año a nuestro país no hacen sino incrementar las críticas hacia el Vaticano, inmerso en turbios asuntos especialmente desde que Benedicto XVI se ha convertido en su máximo representante.

 

La Sociedad Democrática de Sol.

 Se amanece en la Plaza, tiendas de campaña y mucha gente que ha dormido sobre cartones y con mantas de las que provee el grupo de “Infraestructura”. Sol no es un grupo antisistema (como reza una de las innúmeras pancartas: “Dos mentiras en dos palabras: cuatro antisistema”), es un sistema en sí mismo, uno que no excluye ni a quienes se quieren sentir excluidos, una democracia que yo nunca antes había experimentado, una sociedad que me gustaría vivir a gran escala porque es el reflejo de todos aquellos valores que aprendemos pero que, en realidad, nunca antes habíamos visto realizados de manera tan clara. La gente, incluye a tantos tipos de persona esta palabra, es cívica y respetuosa en Sol hasta niveles que no se le podrían presuponer (los carteles incitan a la sonrisa, al por favor, al rechazo sistemático de la violencia no solo física sino verbal, el grupo de trabajo que empezó siendo “Seguridad” se ha rebautizado como “Respeto” y así rezan sus insignias orgullosamente pegadas en los brazos y en los pechos), la gente es joven y son abuelas y abuelos (alguno quizás siendo más libre en este espacio de lo que nunca se había imaginado, todos orgullosos, alegres y felices de compartir una tarea común, felices de colaborar, de sentarse en una de las mesas de “Voluntariado” para gestionar el trabajo, felices de repartir octavillas y sonrientes porque se saben tan participantes, inspiradores e indignados como cualquier otro)

 A última hora de la noche los muchos voluntarios de “Limpieza” (que antes formaba parte del grupo de “Infraestructura”, que construye con materiales reciclados el soporte físico del Campamento) aprovechaban para reunir los desperdicios y barrer con escobas y recogedores no solo la Plaza de Sol sino todas las calles adyacentes, de nuevo parece mentira pero no lo es: a pesar de toda la gente que ha pasado por allí a lo largo del día y de todos los miembros permanentes del campamento, a alguna de las voluntarias/os le cuesta llenar su bolsa porque Sol es un sistema cívico comprometido consigo mismo. Una mujer de unos cincuenta años se asombra ante quienes barren cerca de su portal a la una de la noche y tras una breve charla se ofrece a donar bolsas de basuras. Las donaciones son constantes y provienen de ciudadanas/os más o menos comprometidas con el movimiento pero que sin saber cómo se sienten parte de él, porque son parte de él. Ayer por la tarde otra mujer se acercaba al puesto de “Información” con una bolsa cargada de material sanitario para saber a qué puesto de “Enfermería” dirigirse, en los dos que yo vi había enfermeras/os, médicas/os, sicólogas/os, y no se limitaban a emergencias o curas, trabajaban incansables como los demás y no desperdiciaban su tiempo (otra pancarta: “Estamos en paro pero no estamos parados”) daban masajes, hacían reiki y hasta aportaban apoyo emocional para circunstancias varias.

 A Sol se acerca gente que ofrece apoyo de muy distintas maneras, escritoras/es que llegan cada día para leer los fragmentos que el Movimiento les ha inspirado, artistas que organizan teatro callejero, pasacalles, danzas a las que se unen los curiosos que no pueden evitar compartir la alegría generalizada y el rechazo a lo establecido. Hay economistas, periodistas, trabajadores de muchas nacionalidades, soñadores que han despertado para realizar por fin los sueños, hay abogados y muchos de ellos engloban el grupo “Legal” al que cualquiera se puede dirigir para resolver dudas y que trabaja para preservar los derechos ciudadanos que todos tenemos y que pueden peligrar en cualquier momento en un Movimiento que se sale de los cánones hasta ahora conocidos en el estado español, un Movimiento fuera de lo “normal” y que hace gala de ello: “Cuando más locos nosotros seamos, los locos serán ellos” se lee en letras negras bien grandes.

 La gente se une en torno a aquello que les une, debate, razona, critica, todo incita al debate (pero no a aquel que estamos acostumbradas/os a ver en los medios, sino a uno abiertamente democrático que no conoce más que respeto), tanto la gente que se acerca a Sol como los que allí viven comparten ideas (diversas, algunas también convergentes, pero todas respetadas), surgen temas en la mente de los ciudadanos que antes parecían haber olvidado. El grupo de “Medio Ambiente” se reúne en una esquina de la calle, desde cada grupo se ayuda a gestionar la autosuficiencia del campamento, con placas solares y regletas en las que cualquiera (absolutamente cualquiera) puede recargar móviles, cámaras, mp3 y lo que sea que necesite recargar… En las jardineras de la fuente crecen lechugas, tomates, berenjenas, pimientos (se informa del origen de las especies), otra muestra representativa de la capacidad de autogestión que tienen las personas y que tiene sin duda este Campamento. La zona de biblioteca, cargada de libros (reciclados, donados, liberados, perdidos y encontrados) refleja la expansión cultural de un Movimiento que cita constantemente a Cervantes, a Luther King y a grandes literatos, artistas y revolucionarios que ya antes han conseguido hacer avanzar a las sociedades de un mundo que es de todas/os. En la hemeroteca se refleja la verdad de un Movimiento informado, responsable y totalmente preparado para la tarea que tiene por delante, que no es ni será instantánea y que requiere de un arduo trabajo y compromiso que ya ha florecido para siempre en Sol.

 Desde el megáfono central la comisión de “Organización” divulga rápidamente los mensajes más urgentes, llamadas de atención y novedades, en distintos puntos se encienden megáfonos que piden voluntarios en cuanto son necesarios y que dan ánimos. Al igual que alimento espiritual los cuerpos necesitan sustento y lo hay en muchos puntos, agua en varios puestos (vasos servidos, también con zumo y otras donaciones, que esperan sobre los mostradores a que algún transeúnte de esta magnífica“ciudad” los necesite), el reparto de comida (que incluye ayuda social directa, por cierto) se hace cinco veces al día, hoy al mediodía tenían previsto hacer una fabada para 300 personas, por la mañana poco después de levantarse la gente se encuentra con garrafas de chocolate caliente, galletas y demás. Todo se comparte, no hay interés individual motivando ninguno de los actos, se ha contagiado un espíritu de comunidad que nunca antes había podido experimentar (la preocupación por las personas que te rodean en cada pequeño gesto, no hay moneda que se caiga al suelo que no vuelva al bolsillo del que cayó, si la batucada molesta a los vecinos se informa por megáfono y al instante para, si hay un sitio en el sillón te sientas y si alguien te ve cansado te ofrece un colchón o te da ánimos)

 El objetivo ambicioso, pero realista, de una Revolución que va más allá de los partidos políticos (todos los colores son recibidos con los brazos abiertos, incluso todavía más aquellos que, algunos, insisten en alejar) queda para siempre plasmado en la cooperación y la humanidad de cada persona que se contagia a su paso por Sol. Y el presente (que somos todos) es ya parte del futuro. Pueden mover el campamento pero no las ideas que este ha generado. Las Asambleas Populares que tienen lugar dos veces al día engloban a centenares de ciudadanas/os que experimentan y son la Democracia Real que se exige, cada punto decidido en los Grupos de Trabajo se expone allí, en un semicírculo enorme de gente sentada que deja cívicamente pasillos dibujados en el suelo, y que vota directamente con sus manos (porque sí, en Sol se vota, se bota, se forma parte de las propuestas y se propone en cada una de las decenas de Buzones de Sugerencias que cada poco tiempo son abiertos y alrededor de los que se puede ver siempre a gente leyendo, resumiendo y ordenando cada uno de los papeles que allí ha sido depositado por quien quiera que haya querido) Esas Asambleas generales de Sol dan paso en el espacio y el tiempo a las Asambleas de los Barrios que ya se están organizando y gestionando en todo Madrid… el Movimiento no permanece encerrado en ninguna plaza, se expande cada día con el trabajo intenso, organizado y coordinado de cientos de personas y de las ciudadanas/os que los reciben cerca de sus casas, en sus barrios. Lo que los políticos no han sabido hacer (el trabajo por el cual les pagamos) lo están haciendo sin ninguna voluntad de lucro cientos de ciudadanas/os formadas, capacitadas y por fin unidas bajo un mismo estandarte. Estas Asambleas preservan el futuro y el éxito de una Revolución que se está fraguando desde el Movimiento Democracia Real Ya, un futuro por el que para cada persona merece la pena luchar. Ya nada volverá a ser lo mismo, ya nadie puede permanecer indiferente. Hay que acercarse a las plazas, a todos los Movimientos y Acampadas, a todas las Asambleas, hay que dejar de lado los prejuicios que pretenden propagar los medio de comunicación, hay que informarse por cuenta propia y así no nos será difícil entender la magnitud del cambio que empezó el 15M. Todas, todos somos el Movimiento. Cada cual se puede involucrar en la medida de sus posibilidades o expectativas, pero parece imposible mantenerse al margen de la Revolución Pacífica, Apolítica y Ciudadana más importante de nuestro tiempo. Sol es el epicentro pero la expansión ya la conocemos todas/os. Ahora volvemos a Lisboa, a la plaza del Rossio que empieza a organizarse con reivindicaciones que afectan concretamente al país luso pero que no deja de nombrar la “Spanish Revolution”, en Portugal igual que en el resto de mundo, en Madrid igual que en el resto del país. Hemos hecho un alto en el camino, una parada en Badajoz para compartir con quien nos quiera leer nuestra experiencia de estos días. Y aquí nos han recibido, incluso antes de mediar palabra, con un plato de ensalada, con arroz y un vaso de gazpacho (gracias, ánimo y fuerza pacífica en vuestro/nuestro Movimiento). Después de compartir información, comer y hacer algún cartel, ahora de nuevo continuamos para unirnos a la Acampada de Lisboa, no sin antes acabar de escribir esto y enviároslo, porque tenemos la necesidad de aportar nuestro pequeño grano, una necesidad creo que compartida con todo el mundo. Ya nunca más estaremos solos, los ciudadanos del mundo hacemos uso de nuestra libertad, juntos. Ya no hay nubes, solo hay Sol. Hasta la próxima!

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos