carmenPGgranxeiro > Blog > Algunos apuntes y preguntas en torno a la “piratería”.

Algunos apuntes y preguntas en torno a la “piratería”.

23/02/2016

Ya se ha escrito mucho, aunque es cierto que la mayoría de lo hecho responde a los intereses generales de la industria. De cualquier forma cada vez que estos temas afloran, tengo la sensación de que se defiende un sistema injusto porque es el único que se conoce, que se entiende. Y me hago preguntas. Sin más hilo conector que el de la interrogación. Creo que solo las preguntas nos hacen reflexionar, porque las respuestas ya nos las han dado… y a mí, no me convencen.

(Si te prefieres saltar la reflexión, aunque eso nunca sea recomendable, puedes pasar a la pregunta-respuesta final, la quinta, una de tantas, que ejemplifica la utopía que fácilmente podría ser realidad… muy fácilmente)

Hay muchas, muchísimas más, pero para esta entrada me he quedado con 5 preguntas (tontas) y reflexiones en forma de respuestas:

1.- ¿Por qué coger un libro de la biblioteca es legal, cuando descargártelo es ilegal?
A esta pregunta ya nos están respondiendo las políticas europeas desde 2014… en España lo han hecho con un cargo impuesto a las bibliotecas por cada usuario y por cada préstamo. Las bibliotecas eran gratuitas, ya no lo son. Así que “coger” libros, pelis o cd´s de la biblioteca ya no es “cogerlos”, es “pagarlos” (esto daría pié a la pregunta: ¿quiere la industria acabar con las bibliotecas?… la respuesta es sí, al menos todas sus acciones político-económicas responden a ello, pero hoy me he quedado solo con cinco preguntas y esta no es una de ellas)

2.- ¿Por qué los cadáveres de lxs autorxs de cultura están cada vez más protegidos… y por más tiempo? Si son solo cadáveres !!
La propiedad intelectual responde a una justicia para con lxs creadorxs que han de vivir de su trabajo, dignamente, eso se le supone. Sin embargo los años durante los que una obra está protegida por copyright son cada vez más (su crecimiento exponencial a nivel histórico es de risa) y, bien sabido es, aumentan en momentos clave como… el ratón Mickey Mouse a punto de pasar a dominio público !! Gracias a Disney, en este caso, estamos hablando de una media de 70 años desde la muerte de autor/a (no desde creación de la obra) en que los derechos de explotación de la misma pertenecerán a herederos, discográficas, editoriales, productoras o simples inversiones en bonos (sí, hay gente que se dedica a eso con la cultura)… es decir, 70 años durante los cuales esa obra tendrá propietarios y no podrá ser vista ni utilizada por nadie que no pague lo que estos propietarios quieran estipular. Es el pilar básico de la cultura privatizada frente a esa idea loca de que la cultura es un bien común.

3.-¿Por qué yo te puedo dejar el dvd de tal peli… pero no lo puedo compartir contigo utilizando internet?
Bueno, de momento sí que podemos y es legal, aunque algunas personas hayan sido juzgadas por cuestiones similares, el P2P con el que funcionaba Popcorn, por ejemplo, implica compartir directamente archivos entre usuarios… te dejo el libro, sin el “acuérdate de devolvérmelo”… pero la presión de las industrias está ahí, cerrando los sitios de “compartir” que la justicia no puede. Popcorn desapareció pero ya hay nuevos proyectos que han asomado las orejas, poquito de momento, para que no se las corten. Y aunque es mucho más cómodo ver en streaming… ya demostró esta plataforma argentina que hay streaming posible en el P2P.


4.- Pero si hay plataformas baratas para ver todo lo que quieras… ¿por qué no pagar por ello y sustentar a lxs creadorxs, a la cultura?
Porque el sistema de plataformas privadas que se ha impuesto en estos últimos años tiene poco de justo y mucho de sectario. Para entenderlo habrá que recurrir a la pregunta-respuesta número 5 porque, entre otras cosas, ¿hemos relexionado sobre el nivel de autonomía de lxs creadorxs que quieran para sus obras proyección real dentro de este sistema de grandes cadenas, que controlan lo que llega o no al gran público, de manera legal?

Y he aquí la pregunta-respuesta final:

5.- ¿Por qué no adoptamos un sistema justo para todas las personas implicadas en el proceso cultural?
Justo para las personas que crean y para aquellas interesadas en la creación, que promueva sociedades con igual acceso a la cultura para todas sus habitantes sin importar su nivel de renta, en que lxs creadorxs no tengan que contentar a una productora o plataforma con los contenidos que quieren tratar y las formas en que quieran hacerlo, en que haya libertad de creación y libertad de visionado, en que se valore la cultura libre, en que se promueva la creación a partir de creación (que no existe de otra forma, por cierto, nadie inventa nada de la nada) más allá del derecho a la parodia …

Hay varias posibilidades de alcanzar esa “justicia”, no es “utópico”, en el sentido de “imposible”, y algunas propuestas ya se han hecho públicamente. Hoy me voy a deleitar en una, la efectuada por uno de los gestores de “The Pirate Bay” que fue condenado por la justicia danesa, a partir de una denuncia hecha por Hollywood.

El sistema era sencillo. Una red abierta, gestionada por las propias usuarias, es decir, sin dueños ni personas que se pudiesen lucrar con ella no siendo las implicadas en los proceso de creación de las obras. Una red en la que lxs usuarixs tendrían la capacidad de decidir cuánto invertir mensualmente en “productos” culturales, según sus posibilidades económicas, y escoger aquellas que considerasen merecedoras de su inversión (seríamos todas, en cierto sentido, productoras y distribuidoras) Así lo explicaba él mismo explicaba así antes de su condena.

 

En fin… que estas son algunas preguntas tontas, pero cualquier tontería que pueda llevar a una reflexión mayor es mejor que el simple conformismo con lo que nos viene dado. No he ni mencionado a Aaron Swartz, no he hablado siquiera del derecho a los conocimientos que él liberó para acabar dando su vida por ellos. No he escrito sobre la censura en los nuevos “medios”, sobre el sistema de producción-distribución y sus diferentes formas de monopolios, o sobre la libertad de creación frente a los derechos de la producción. Esto es solo un apunte, solo una punta… el iceberg de las industrias “culturales” da para una biblia del capitalismo. Pero ya es tarde y me quiero ir a ver una peli :)

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos